Menú

Covidnomics días 7 y 8: -Obras son amores...

 

El rugido de Muckraker

 

De nada valen la palabras si no van acompañadas de acciones, lo que nuestro viejo refranero verbalizaba en “obras son amores y no buenas razones”.

Ayer a las 00:00 se cumplió el ciclo semanal completo desde que entrase en vigor el Estado de Alarma impuesto por el Real Decreto 363/2020 y que ha supuesto algo inédito a nivel mundial desde la II Guerra Mundial (estadísticos dixit). Lo que empezó siendo como una alarma sanitaria se extendió de lleno por todo el sistema económico y hubo que sacar toda la artillería para evitar, por el momento, un crash financiero (si es que alguien pudiera aseverar que la actual situación no se le asemeja) que pudiera tener consecuencias funestas una vez se recuperen los sistemas sanitarios.

A nivel macro quiero destacar dos noticias que han pasado bastante desapercibida en los medios y que considero bastantes relevantes:

  1. La suspensión por la Comisión Europea de la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, lo que supone de facto dar munición a los estados miembros para elevar su gasto público todo lo necesario para combatir y ganar la actual guerra al Coronavirus. Lejanos quedan y quedarán las teorías antikeynesianas de austeridad y ajustes presupuestarios. No queda otra.
  2. Y como reacción, la propia Comisión ha publicado un documento marco (ver documento completo), como ya hizo con la crisis del 2008, en la que antes de enumerar las medidas, primero conmina a los estados a arrimar el hombro pues el presupuesto comunitario es limitado: “Given the limited size of the EU budget, the main response will come from Member States’ national budgets”. Las ayudas en forma de avalessubvenciones directas, anticipos y ventajas fiscales son las siguientes (punto 3):
    1. La ayuda no excederá de 800.000 € en cualquiera de sus tres formas (y precisa que es un importe bruto no neto de impuestos).

    2. Se realizará en base a unos presupuestos estimados en la situación actual.

    3. Las ayudas se realizarán a empresas solventes a 31 de diciembre de 2019.

    4. Habrá que demostrar las dificultades financieras como consecuencia de la crisis del COVID198.

    5. Las ayudas son temporales, es decir, no podrán superar la fecha de 31 de diciembre de 2020.

    6. Muy importante: la financiación no tendrá intereses de mercado como es habitual sino que se limitan los costes financieros en función del plazo y de si se trata de PYMES o grandes empresas.

    7. La garantía estatal será hasta un máximo del 90% del principal, es decir, la banca solo asumiría un riesgo del 10% en estos casos. 

    8. Existen otra serie de provisiones que por exceder el objeto de esta nota no hacemos mención.

Entre las medidas económicas adoptadas ya hemos desgranado las habidas en el decreto del estado de alarma así como el ansiado Real Decreto-ley 8/2020, que fue anunciado con retardo tras las escaramuzas entre socios de Gobierno que ya han provocado ceses en diferido. Ahora, tras el anuncio a bombo y platillo de las medidas de ayuda económica, hemos asistido ya a algún que otro rectificado sobre la marcha (prestación por cese de los autónomos) y, respecto de la medida estrella entre las estrellas, cual era regar de liquidez el sistema mediante la concesión de avales públicos por más cien mil millones de euros, hemos escuchado la música pero no la letra. No obstante, viendo la publicación del acuerdo marco de la UE donde sí se regulan estos temas, se prevé que en los próximos días de a luz la esperada norma que lo regule.

No es momento para perder el tiempo en componendas cuando la situación va empezar a tornarse trágica para autónomos y Pymes en los próximos días. Sin embargo, tras el vacío artículo 29 normativo que literalmente señala en su apartado 2 que el Ministerio de Asuntos Económicos “podrá conceder avales por un importe máximo de 100.000 millones de euros. Las condiciones aplicables y requisitos a cumplir, incluyendo el plazo máximo para la solicitud del aval, se establecerán por Acuerdo de Consejo de Ministros, sin que se requiera desarrollo normativo posterior para su aplicación”, a día de hoy no tenemos más que las declaraciones de la ministra Nadia Calviño, ayer en el diario El Mundo, que afirma que “están recibiendo todo tipo de sugerencias y comentarios que son siempre útiles”, lo que viene a decir que no tienen nada preparado y que dichas medidas por ahora tienen que esperar. Otro zarpazo más a la moral de la tropa. Obras son amores…

Aunque se esperan importantes noticias económicas en el Consejo de Ministros de mañana, quiero destacar una que parecía hace una semana una quimera: la mora en el pago de arrendamientos de oficinas y locales comerciales. La discusión parece centrarse en si será una moratoria en los pagos (Francia) como ha ocurrido con las hipotecas o si se tratará de ayudas económicas (Italia) sobre una parte parcial del importe de los arrendamientos. Lo que sí parece claro es que estas medidas no van a afectar a los titulares que son personas físicas pues, como dijo la ministra, no es lo mismo que al otro lado haya un banco que una persona física, lo que requiere un tratamiento diferenciado.

Por último, ya lo anticipó nuestro presidente en el telediario de ayer mientras nos postreábamos tras la comida, que el Gobierno iba a solicitar al Congreso el miércoles la prórroga del estado de alarma por otros 15 días más, lo que implica directamente que todas las medidas temporales establecidas se prorrogarán en la misma duración.

Ahora más que nunca se espera una actuación del Gobierno en lo económico que deje las buenas razones y pase a los amores o hechos concretos.

Va a ser un período más largo de lo que pensábamos inicialmente pero entre todos y con todos lo superaremos. Y más pronto que tarde.

 

Muckraker

Imprimir

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information