Menú

Covidnomics días 19 a 24 - El dolor no se mutualiza

 

 

El rugido de Muckraker

  

Siempre me ha llamado la atención la invocada expresión de mutualización de pérdidas en épocas de crisis, como la Gran Recesión de 2008 o como la que actualmente estamos viviendo que se llamará la crisis del Coronavirus y que ahora es solo un anticipo pues la crisis, lo que se conoce como crisis, llegará después y traerá a la palestra el conocido poema de Jorge Manrique de “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Soy por naturaleza optimista, pero es un optimismo realista y hay que aceptar lo que hay para empezar cuanto antes a construir.

La mutualización de pérdidas tiene una vertiente positiva, que es la protección de los colectivos vulnerables pero otra negativa, muy negativa, y de la que solo le separa una débil línea roja: la mutualización de las ganancias. Si compartimos las pérdidas, ¿por qué no las ganancias? Me estremezco solo de pensar la vuelta a un comunismo retrógrado que tanta ruina económica, moral y personal ha traído al mundo. Solo basta echar la vista atrás.

Pues bien, seguro que esta coyuntura no se le está escapando a los filocomunistas que están en el poder en sociatura y que a su camarada Iglesias se le ponen los ojos chiribitas solo de imaginárselo. Ahora tiene la excusa perfecta para instaurar un Estado donde los poderes públicos gestionen lo público, pero también lo privado. Así, lo Privado es engullido por lo Público. Éxtasis subliminal.

A nivel macro, existe dentro de la Unión Europea un debate interesante precisamente sobre la mutualización de las nefastas consecuencias económicas que esta generando esta crisis. Por un lado, los países del sur (Italia, Portugal y España) apoyados por Francia y, por el otro lado, los conocidos como halcones, los países del norte liderados por Alemania y una especialmente beligerante Holanda. Simplificándolo mucho, se trata de que los países puedan pedir dinero a los inversores para financiar los ingentes gastos a los que se van a ver obligados en políticas sociales y económicas para salir de esta crisis mediante unos préstamos cuya garantía es la propia Unión Europea en su conjunto. Son los llamados Eurobonos o Coronabonos, como se les ha bautizado estos días. Y si la garantía es tan potente como la formada por el conjunto UE, el riesgo de impago desaparecería y no solo permitiría el acceso a los mercados (ahora lo tienen sin problema), sino sobre todo que los intereses a dicha deuda serían acordes a un instrumento sin riesgo. Hasta aquí todo claro y parece razonable.

Pero existe un motivo esgrimido por los halcones, fundamentalmente de acervo filosófico o conceptual, que se basa en el argumentario de que los países que han gestionado bien sus finanzas mediante una ortodoxia financiera y han huido de medidas populistas para financiar lo que no se debe financiar cuando no sobra (la grasa del abdomen que diría Juan Roig), no quieren ahora “pagar”, aunque sea en forma de garantía, los excesos y derroches de países (en modo polite) poco ortodoxos, que mientras han venido bien dadas los últimos años han destinado los recursos a gastos ciertamente superfluos y electoralistas, dícese del incremento de las pensiones (loable pero no imprescindible cuando estás incumpliendo el déficit acordado), dícese de la subida a los funcionarios públicos, dícese de regar de ayudas y subvenciones a los afines y negárselas a quien no comparte ideario, dícese de regar de dinero público a una pléyade de asesores personales que se dedican a comer la oreja de quien les da de comer y cuyo oficio y beneficio es ése sin ningún otro mérito... y así podríamos seguir hasta el infinito y más allá que diría Buzz Lightyear, el simpático personaje de la saga Toy Story.

En el momento en que se escriben estas líneas está reunido el Eurogrupo en el Consejo de la UE precisamente para adoptar una respuesta común y contundente a la crisis: MIDI, Coronabonos, BEI o distintas líneas de financiación. Veremos hasta qué punto está unida Europa para superar juntos este problema o si, por el contrario, nos tenemos que preguntar como los ingleses ¿para qué queremos la UE? Una decisión errónea por parte de los halcones podría ser el comienzo del fin. Que no subestimen a los países del sur.

Volviendo al terreno de juego práctico que es la razón de ser de este Covidnomics, tenemos que destacar los siguientes hechos que considero relevantes:

  1. Consejo de Ministros

En el Consejo de Ministros ordinario de hoy, martes 7 de abril, se han adoptado una serie de medidas, entre las que destacamos:

  • Aprobación de un Real Decreto-ley con medidas urgentes para favorecer la contratación temporal de trabajadores en el sector agrario: se estaba produciendo estos días un desabastecimiento en determinados sectores agrarios y ganaderos como consecuencia de la falta de mano de obra para recoger las cosechas que, de otra forma, se pierden por completo afectando ello a la cadena de suministro (fresas, fruta de hueso o cultivos de verano especialmente). Como te puedes imaginar, la falta de temporeros viene motivada por las limitaciones sanitarias a los viajes desde los países de origen como Marruecos, donde esto es especialmente sangrante por las férreas medidas adoptados por el reino Alauita. La medida más importante es la compatibilización de la prestación por desempleo o cese de actividad con el desempeño de las tareas agrarias. Así no caben excusas como el mítico “no puedo trabajar que pierdo el paro/PER”.

  • Modificaciones puntuales en materia de Seguridad Social que no son objeto de análisis.

  • Se da nueva redacción, inevitable con las prisas y cambios constantes de criterio, a la regulación de la prestación extraordinaria para autónomos, en relación a actividades agrícolas, culturales y del régimen especial del mar. También se puntualiza algunas medidas como la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social para empresas y autónomos.

  1. Ampliación del estado de alarma

El Gobierno va a solicitar al Congreso mañana miércoles la autorización para prorrogar el Estado de Alarma hasta las 00:00 horas del 26 de abril. Para el que no lo sepa, no es capricho del Gobierno la prórroga de 15 días en 15 días, sino que es por mandato constitucional, buscando ese control del Parlamento a los poderes ampliados de los Gobiernos en estas situaciones, control que queda en entredicho cuando la actividad parlamentaria ha quedado suspendida por decreto presidencial. Me pregunto por qué tanto IPad y portátiles a sus Señorías si luego no pueden trabajar on line. Vamos, que sí se puede, que estamos en el tercer decenio del siglo XXI!!. No obstante, suenan tambores de levantamiento de las últimas medidas de “hibernación económica” de forma progresiva y empezando el lunes después de Semana Santa. Estaremos atentos.

  1. Instrucciones de la Agencia Tributaria para la solicitud del aplazamiento de impuestos

La Agencia Tributaria ha aclarado en su web (ver nota de la Agencia Tributaria) mediante unas instrucciones prácticas, con ejemplo incluido, sobre cómo proceder a solicitar el aplazamiento de deudas tributarias regulado en el artículo 14 del Real Decreto-ley 7/2020. Es importante tener en cuenta lo siguiente:

  1. Al acceder al trámite de solicitud de aplazamiento, es fundamental marcar un en la casilla “Solicitud acogida al artículo 14 del Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19”. Esto es clave porque si no lo haces, te mandan a donde habrá llantos y crujir de dientes. Tal cual.

  2. Cumpliendo los requisitos de la norma, no habrá lugar a inadmisión, es decir, es de concesión automática.

  3. El plazo de pago son 6 meses (para los impuestos que vencen ahora el 20 de abril, la fecha será el 20 de octubre).

  4. No obstante, el pago se podrá hacer antes a voluntad del contribuyente. ¿Alguien lo dudaba?

  5. No se devengan intereses de demora en un  plazo de 3 meses, por lo que la jugada perfecta es abonarlo el 20 de julio. Interests free.

  1. Posible condonación del Impuesto sobre Sucesiones en aquellos casos en los que el hecho del fallecimiento lo haya motivado el Covid19: se trata de unas medidas que están proponiendo las comunidades gobernadas por el PP para minimizar el impacto económico al de por ya duro impacto emocional. Veremos su concreción y alcance y si es amparado por una regulación estatal que evite las diferencias fiscalmente ominosas entre comunidades.

Comenzaba este rugido con el título el dolor no se mutualiza. No caben dolorbonos, amorbonos, familiabonos o bonoayuda posible que pueda mutualizar o paliar la ausencia de un ser querido. Ayer por la mañana me comunicaban la pérdida de un buen amigo mío, burgalés, jesuita y misionero. Y no es un amigo al uso. Es un amigo especial. Está entre el Top Ten de la lista Forbes de buenas personas. Su calificación de deuda de amor es triple A (AAA), la máxima entre la agencias de rating. Como influencer, su número de seguidores se concentran sobre todo entre España y Honduras, teniendo un impacto directo y exponencial cada acción suya por donde ha pasado. Como él recordaba con picardía, era el principal enemigo de las gallinas que eran cocinadas en su honor cada vez que llegaba al Chapotillo. El "sapotiyo" era un pueblucho sito en las cumbres de la selva hondureña donde con cierta asiduidad acudía a visitarles en caballo tras una larga y empinada travesía, con comida para repartir en las alforjas del caballo pero sobre todo a dar apoyo y esperanza a los más pobres entre los pobres. No estaban solos, ahí estaba él. Y así hasta un sin fin de acciones de una persona que era una representación del Dios amor en la tierra. Y cuando toque a las puertas del Cielo con los codos, las manos las llevará muy llenas, llenas de amor y de buenas obras, algo de lo que muy pocos pueden, han podido y podrán presumir. Y hablo con conocimiento. Estuve unas vacaciones enteras de voluntariado con él en la selva hondureña, donde forjamos la amistad. Y no nos ha dejado por el coronavirus, no. Ha sido el corazón. De qué si no podría morir alguien que ha gastado su vida entera amando tanto a los demás. Querido Julián, gracias por enseñarme tanto. Cuídanos a todos desde el Cielo, hoy lo necesitamos más que nunca.

 

            Muckraker

Imprimir

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information