Menú

Covidnomics días 18 y 19 - Nos habíamos acostumbrado pero...

 

El rugido de Muckraker

  

Nos habíamos acostumbrado a que por las noches se ponía el sol y a la mañana siguiente volvía a salir. ¿Pero y si, de repente, esto no sucediera más? ¿Y si el mundo no fuera a ser mañana tal y como lo conocemos hoy?

Nos habíamos acostumbrado a creer ser imprescindibles en nuestro trabajo, a trabajar en la mejor empresa, a aspirar cada año a tener más sueldo, más bonus, a que nuestra tarjeta de visita pusiera bajo nuestro nombre un cargo cada vez más ascendente y, si era en inglés, mejor que mejor, a tener el mejor despacho, el último IPhone, a buscar reconocimiento en otras empresas del sector para así aumentar los dígitos de mi nómina, a pedir blindaje en mi contrato, coche eléctrico y de empresa, business class para volar y tarjeta black para atenciones a clientes o con un mismo, ¿por qué no?

…Pero, ¿y si en mi empresa mañana no se encendiera la luz? ¿si las puertas no abriesen ya más? ¿si la centralita no respondiera más a las llamadas? ¿si no recibiese mi nómina al final de mes?¿ni al otro ni al otro? 

Nos habíamos acostumbrado a tener el último coche con la última tecnología, a tener la casa en el barrio más chic de Madrid, a ir vestidos siempre con la última tendencia que instagramea el influencer más guay del momento, a ser super foodies y presumir de haber estado en el último gastrositio recién abierto, a viajar a donde nadie haya viajado antes y cuanto más lejos mejor, a tener más grupos de whatsapp que amigos, a subir fotos a Instagram donde la blanca sonrisa no deja ver el entrecejo fruncido…

…Pero, ¿y si nada de eso tuviera sentido en un mundo donde llegar vivos al día siguiente fuera el único afán?

Nos habíamos acostumbrado a rezar a un Dios lejano, a que fuera parte del paisaje de la casa de nuestros abuelos, a acordarnos de él solo en la muerte y en el sufrimiento por si acaso, a no buscar más verdad que la nuestra ni más fe que la de nuestro equipo los domingos…

…Pero, ¿y si ese Dios no fuera algo ajeno sino alguien que sufre como yo estos días? ¿si mi relación con él fuera personal, íntima, de padre a hijo? ¿si en estos momentos oscuros fuera él el que me lleva en sus brazos, el que me arrulla en su regazo?

Nos habíamos acostumbrado a tener salud, a tener un hospital a mano, un médico amigo, a solucionar nuestros problemas con pastillas de colores, a oler las flores en primavera y a sentir la brisa del mar en verano, a ver lo que nos interesa y, también, lo que no, ir donde queremos ir y tener lo que queremos tener…

…Pero, ¿y si ya no oliera a nada? ¿si perdiera el gusto para siempre? ¿si no hubiera pastillas para mi dolencia?¿si no hubiera aeropuerto de destino?

Nos habíamos acostumbrado a levantarnos cada mañana al lado de nuestra mujer, a sentir la respiración pausada de nuestros hijos mientras duermen, a hablar con nuestros padres cuando les necesitamos, a reír con los amigos de verdad y, a veces, con los de mentira…

…Pero, ¿y si mañana me levantara solo? ¿si el único ruido de mi casa fuera el silencio?¿si no pudiera volver a estrechar fuertemente las manos de mi madre?

Nos habíamos acostumbrado a mandarte cualquier información que pudiera ser de tu interés estos días, en esta serie que hemos denominado Covidnomics. Por eso, te adjuntamos a este rugido la nota (ver nota elaborada por PQS) que hemos preparado sobre Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID19 (ver RD-Ley completo). Como su propio nombre indica, se trata una serie de medidas que son complementarias a las establecidas por otros RD-ley (el 6, 7, 8, 9 y 10/2020) que fueron dictados desde el comienzo del estado de alarma o unos pocos días antes, y que tocan dos ámbitos: el económico y el social, estrechamente ligados uno con el otro. Todas estas normas buscan la salida en V o U a la actual hibernación económica, evitando que el impacto del COVID19 sea de carácter estructural y lastre la recuperación una vez superadas las circunstancias actuales.

Nos habíamos acostumbrado a tantas y tantas cosas que se nos había olvidado algo muy importante: que no valemos por lo que tenemos, sino por lo que somos. Y somos lo que amamos. Y a amar no te puedes acostumbrar nunca.

  

Muckraker

 

Imprimir

Covidnomics días 15, 16 y 17 - Y al 17º día resucitó

 

El rugido de Muckraker

  

Por lo que está llegando a mis oídos estos días de clientes, familia y amigos, llego a la conclusión de que ahora mismo los españoles se dividen en dos grandes grupos: los que suman y los que restan o, para ser más concisos, aquellos que siguen, con su trabajo y esfuerzo, todas las indicaciones que nos transmiten el personal institucional, técnico o sanitario y aquellos otros que critican con ahínco precisamente a ese personal dirigente que, muy a su pesar, le ha tocado bailar con la más fea.

Es cierto que muchas de las medidas adoptadas con el estado de alarma son manifiestamente mejorables, que se podían haber consensuado otras medidas que han dejado muy tocado al tejido productivo y empresarial patrio, que no se tomaron en serio muchas advertencias que venían de países vecinos cuyas barbas veíamos cortar y no pusimos las nuestras a remojar, que en las semanas previas al fatídico 14M las alegres llamadas hacia actos multitudinarios han demostrado ser una muestra inequívoca de irresponsabilidad social, que las lágrimas de cocodrilo de los responsables políticos y sociales justificando sus actuaciones suicidas en que nadie podría haber imaginado algo así no se sustentan, en tanto en cuanto fueron varias la voces de alarma que no fueron consideradas, entre las que cabe destacar cuando el 24 de febrero la OMS declaró oficialmente la probabilidad de que nos encontráramos ante una pandemia. Los lloros ahora son amargos, sobre todo porque sus lágrimas caen sobre mortajas que cubren seres queridos que ya nunca volverán a ser. Así de cruel es la muerte.

Ahora bien, entiendo que cada cosa tiene su momento y tiempo habrá para exigir responsabilidades y asumirlas en igual medida. Si algo ha quedado demostrado en los últimos años es que la Justicia es lenta pero inexorable, no hace distinción entre ciudadanos se apelliden como se apelliden; a la hemeroteca me remito. Pero hoy y ahora no es momento de debate ni de la crítica sino del célebre sangre, sudor y lágrimas de Churchill. Ahora toca estar todos más unidos que nunca, no porque comulguemos con ruedas de molino sino porque las circunstancias actuales exigen de la sociedad española remar en la misma dirección, unirse en un mar de solidaridad comunitaria atendiendo principalmente a los más vulnerables sin desatender al conjunto de españoles que pide lucha sin descanso contra el coronavirus y no debates estériles que, aunque justificados, están fuera de todo lugar. Llamémoslo lealtad en tiempos de coronavirus.

Está claro que se conoce realmente a las personas en situaciones límite como las que estamos viviendo, por lo que hemos de preguntarnos si estamos a la altura de lo que se exige de nosotros ahora. Si somos de los que suman o somos de los que restan. Hay poco tiempo para decidirse porque mañana ya puede ser demasiado tarde.

Adentrándonos ahora en el Consejo de Ministros de hoy martes 31, la sensación tras leer el borrador del Real Decreto-ley 11/2020 (ojo, borrador pues a estas horas no está publicado todavía en el BOE) es que parece que al 17º día del estado de alarma nuestro Gobierno resucitó en lo que ayudas a empresas, autónomos y pymes se refiere. Y lo digo porque como dice su exposición de motivos, “la política económica debe estar orientada a proteger el empleo, ayudar a los más vulnerables y mantener el tejido productivo. Es esta tercera pata de la que se había olvidado este Gobierno entre sus últimas medidas y más en los tres días aciagos para el mundo empresarial que se vivieron de viernes a domingo pasado. Si se quiere una salida en forma de V tras la crisis no queda otra que fortalecer el mundo empresarial para que tenga músculo suficiente como para tirar de la máquina de la generación de empleo y prosperidad en el día n+1. Prueba de ello es que estando en el 17º día del estado de alarma no había noticias de la línea de avales infinita prometida por el Gobierno. Obras son amores...

Como es una norma de casi 90 páginas, permíteme que este covidnomics solo sea un adelanto de las principales medidas que considero relevantes, medidas que desarrollaré en una nota posterior, esta vez con tiempo y en detalle.

Las principales medidas son las siguientes:

  1. Moratoria de las cuotas arrendaticias y prohibición de los desahucios de inquilinos durante seis meses (art.1 y ss)

Empieza el artículo 1 con la suspensión de los desahucios para hogares vulnerables sin alternativa habitacional por un período máximo de 6 meses desde la entrada en vigor de esta norma, es decir, como máximo hasta el 1 de octubre de 2020. Bravo, es lo menos que podíamos pedir.

Es cierto que España es algo particular en lo relacionado al mundo del alquiler, pues el 85% de los propietarios de viviendas en alquiler son personas físicas. De ahí que la norma busque un primer acuerdo entre las partes para suspender el pago de la renta mientras dure el estado de alarma o mientras persista la situación de vulnerabilidad, con un máximo de cuatro meses. Una vez superada dicha situación, el inquilino devolverá la cuota o cuotas no pagadas a lo largo de un periodo no superior a tres años, sin que pueda aplicársele ningún tipo de penalización ni intereses.

Pero si no fuera posible el acuerdo, esta vez victoria de Calviño sobre los morados, el inquilino tendrá acceso a un programa de ayudas (microcréditos), directamente pagados al arrendador, por importe de hasta seis mensualidades de la renta de alquiler a devolver en un periodo máximo de diez años. Este crédito no tendrá interés, será concedido por las entidades de crédito y contará con el aval del Estado. Desde luego, los trabajadores de la banca no se van a aburrir estos días.

Asimismo, se implanta la renovación automática de los contratos de alquiler que venzan en los tres meses siguientes a la entrada en vigor de esta norma. Esta prórroga será de seis meses y en ella se mantendrán los términos y condiciones del contrato en vigor.

Por último y este punto es muy importante para las personas o sociedades que posean más de diez inmuebles urbanos, excluyendo plazas de garaje y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 m2, dicha moratoria voluntaria expuesta al principio será automática en caso de que no haya acuerdo previo siempre que lo solicite un arrendatario en situación de vulnerabilidad. No obstante, en su lugar, el arrendatario podrá elegir una reducción del 50% de la renta arrendaticia.

¿Y cuáles son los casos de situación de vulnerabilidad? Los enumera el artículo 5 siendo de forma esquemática los siguientes:

  1. Personas afectadas por un ERTE

  2. Pérdida sustancial de ingresos no alcanzando el conjunto de ingresos de los miembros de la unidad familiar el importe de 1.613,52 €, modulado por una serie de incrementos en función de circunstancias personales o familiares.

  3. Que la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos resulte superior al 35% de los ingresos netos que perciban el conjunto de miembros de la unidad familiar.

  1. Por fin llegó la aclamada ayuda en forma de subsidio para empleadas del hogar afectadas por el cese o reducción de actividad (arts.30 a 32)

Eran unas de las grandes olvidadas de esta crisis. Se crea un subsidio extraordinario temporal para empleadas del hogar que hayan visto su jornada reducida o su contrato extinguido como consecuencia del COVID19. Bastará una declaración responsable para acreditarlo. El importe de esta prestación, que tiene carácter retroactivo si la causa es la actual crisis sanitaria, será el equivalente a un 70% de la base reguladora de la empleada. Será compatible con el mantenimiento de otras actividades, sin que, en ese caso, la suma de retribuciones pueda exceder el importe del Salario Mínimo Interprofesional.

  1. Se habilita a la Seguridad Social para conceder moratorias en el pago de las cotizaciones sociales a empresas y autónomos y se permite el aplazamiento del pago de deudas con la Seguridad Social hasta el 30 de junio (arts.34 y ss)

Se habilita a la Seguridad Social a otorgar moratorias de 6 meses, sin interés, tanto a empresas como autónomos con determinadas condiciones. Se permite que empresas y autónomos que no tengan en vigor aplazamientos de pago de deudas con la Seguridad Social puedan solicitar hasta el 30 de junio de 2020 el aplazamiento del pago de las deudas que deban ingresar entre abril y junio de 2020 sin que se aplique ningún interés.

  1. Nuevos supuestos de rescate de planes de pensiones (DA 27ª)

Se amplían los supuestos en los que se pueden rescatar las aportaciones realizadas a planes de pensiones, de forma que podrán recurrir a las mismas las personas que estén inmersas en un expediente de regulación temporal de empleo y los autónomos que hayan cesado su actividad como consecuencia de los efectos del COVID-19. Cuidado que esto es pan para hoy hambre para mañana. Pero la circunstancia de falta de liquidez de las familias lo exigía.

  1. En honor a la ATA, que había puesto el grito en el cielo con el megáfono de sus medios afines, los autónomos que accedan a la prestación por cese de actividad podrán aplazar sin cargo la cuota de la Seguridad Social de marzo por los días que hayan trabajado y otras medidas relevantes para este colectivo (art.42 y ss)

En el caso de los autónomos, se establece que los que sean beneficiarios de la prestación por cese de actividad podrán abonar fuera de plazo y sin recargo las cotizaciones del mes de marzo correspondientes a los días previos a la declaración del Estado de Alarma. Asimismo, se establecen diferentes medidas para que los autónomos que se hayan visto afectados por el COVID19 puedan flexibilizar el pago de suministros básicos como la luz, el agua o el gas, llegando incluso a la posibilidad de suspender su pago. Las cantidades adeudadas se abonarán como máximo en los seis meses siguientes a la finalización del Estado de Alarma. Asimismo, se considera consumidores vulnerables a los autónomos acogidos al cese de actividad de cara a la percepción del bono social.

  1. Adicionalmente se incluyen una serie de aclaraciones al confuso RDLey 8/2020, especialmente en lo relativo a la moratoria de hipotecas. Asimismo, dicha moratoria se extiende también a los inmuebles afectos a la actividad económica de autónomos (arts.16 al 19)

Se clarifican aspectos relacionados con la moratoria hipotecaria regulada en el Real Decreto-ley 8/2020. Así, el plazo de suspensión pasa de uno a tres meses; se adapta la acreditación de vulnerabilidad a la situación derivada del Estado de Alarma, siendo suficiente en estas circunstancias con una declaración responsable del beneficiario sobre su situación; y se clarifica que las cuotas suspendidas no se abonan al finalizar la suspensión, sino que todos los pagos restantes se posponen por idéntico periodo. También se añade a los autónomos entre los colectivos que pueden beneficiarse de esta moratoria.

  1. Se produce un refuerzo de los derechos de los consumidores en la suspensión o rescisión de contratos, el rembolso de planes de pensiones y la protección contra la ludopatía.

Se adoptan diferentes medidas de protección al consumidor en los contratos de compraventa de bienes y de prestación de servicios, sean o no de tracto sucesivo, cuya ejecución sea imposible como consecuencia de la aplicación de las medidas adoptadas en la declaración del estado de alarma. En estos casos, los consumidores podrán ejercer el derecho a resolver el contrato durante un plazo de 14 días.

En los contratos de tracto sucesivo, se paralizará el cobro de nuevas cuotas hasta que el servicio pueda volver a prestarse con normalidad, sin que esto suponga la rescisión del contrato.

En cuanto a servicios prestados por varios proveedores, caso, por ejemplo, de los viajes combinados, el consumidor podrá optar por solicitar el reembolso o hacer uso del bono que le entregará el organizador o, en su caso, el minorista. Dicho bono lo podrá utilizar en el plazo de un año desde la conclusión del Estado de Alarma. En caso de no utilizarse durante ese periodo, el consumidor podrá ejercer el derecho de reembolso.

Por último, una muesca más para el ministro Garzón, se establecen limitaciones en la publicidad y en las actividades de promoción de determinadas actividades de juego online.

  1. Y la tan temida medida para los grandes suministradores del sector Ibex, que es que no podrán cortar los suministros básicos en la vivienda habitual de ningún ciudadano durante el estado de alarma (arts.28 y 29)

Regula el artículo 29 que no podrá suspenderse el suministro de energía eléctrica, productos derivados del petróleo, incluidos los gases manufacturados y los gases licuados del petróleo, gas natural y agua a los consumidores personas físicas en su vivienda habitual, por motivos distintos a la seguridad del suministro, de las personas y de las instalaciones, aunque conste dicha posibilidad en los contratos de suministro o acceso suscritos por los consumidores de conformidad con la normativa sectorial que les resulte aplicación en cada caso.

Para acreditar ante el suministrador que el suministro se produce en la vivienda habitual, el consumidor podrá emplear cualquier medio documental que acredite de manera fehaciente dicha circunstancia.

Asimismo, el periodo en el que esté en vigor el estado de alarma no computará a efectos de los plazos comprendidos entre el requerimiento fehaciente del pago y la suspensión del suministro por impago establecidos en la normativa vigente o en los contratos de suministro en su caso.

Por último, como anécdota, me ha llamado la atención la disposición adicional decimoctava sobre la colaboración de los funcionarios en las áreas de carácter sanitario, de empleo, para la protección de colectivos vulnerables y aquellas que lo requieran como consecuencia de la situación provocada por el COVID19, afirmando que tal colaboración no supone modificación de su contrato de trabajo ni afecta a su salario. No es el hecho de que dejen sus funciones ordinarias en favor de las que se exigen estos días, sino la forma de manifestar expresamente que eso no va a afectar a su bolsillo. Un poquito de por favor, que diría aquél. Al final parece que solo nos apretamos el cinturón los que trabajamos en el sector privado. Por lo menos, se podían ahorrar esos vaciles.

Para terminar, no quería dejar hacer referencia al kafkiano domingo en el que se producía una limitación de toda actividad que no fuera esencial pero que, tras su anuncio a bombo y platillo por la mañana, no fue hasta media noche cuando pudimos saber qué actividades podían abrir al día siguiente (las calificadas en el anexo como esenciales) y cuáles no, con una moratoria opcional de un día metida de tapadillo. Cuentan los mentideros acerca de una ardua lucha entre gallos morados y rojos para discernir las actividades sobre las que echar el cierre (y hundirlas en la miseria) y las que no. La Gloria solo era para los vencedores. Dicho Real decreto-ley regula un permiso retribuido recuperable para personal laboral por cuenta ajena, de carácter obligatorio y limitado en el tiempo entre los días 30 de marzo y 9 de abril (ambos incluidos), para todo el personal laboral por cuenta ajena que preste servicios en empresas o entidades del sector público o privado que desarrollan las actividades no esenciales calificadas como tal el anexo que te adjunto: http://pqsconsulting.com/images/Relacin_de_actividades_esenciales.pdf. Quedan exceptuadas de su aplicación las personas trabajadoras que tengan su contrato suspendido durante el período indicado y aquellas que puedan continuar prestando servicios a distancia, como es el caso de Muckraker.

Para colmo, mañana día 1 empieza la campaña de renta y la propia Agencia Tributaria ha avisado en su web que retrasa la declaración de la renta telefónica por el COVID19. El contribuyente no podrá pedir día y hora, sino que solicitará el servicio y los operadores le llamarán cuando sea posible atenderle (la cursiva es texto real, no es mío). Llama esta medida la atención por lo indeterminado de la misma (se habla de retraso de hasta un mes) y que estamos hablando de una atención telefónica y no presencial en un período en el que ya estamos advertidos desde hace casi 3 semanas. Da igual, el caso es echar más leña al fuego. Y presumíamos de una Agencia Tributaria líder en cuanto tecnología. Sí, sí….

Muchos mitos se nos están cayendo estos días. Pero eso sí, no te quepa duda alguna de que juntos seremos más fuertes, nos ayudaremos mejor y saldremos antes de esta. Ya habrá tiempos mejores para los ajustes de cuentas, que haberlas habrá. But not now.

 

    Muckraker
 

Imprimir

Covidnomics días 11 al 14 - Y Calviño claudicó

 

 El rugido de Muckraker

 

“You're here, there's nothing I fear

And I know that my heart will go on

We'll stay forever this way

You are safe in my heart

And my heart will go on and on” (C.Dion).

 

Definitivamente, nos guste más o nos guste menos, la ministra Calviño ha claudicado ante la presión de sus socios comunistasbolivarianos. No hay vuelta atrás, tira la toalla. Vía libre al mundo feliz Huxleysiano con el que tanto y tanto ha soñado Iglesias: intervencionismo ultraideológico de la economía, aprovechando que el pisuerga pasa por Valladolid o el coronavirus por Moncloa, el detonante es lo de menos para él. Otra como ésta no va a tener.

 Mientras escribía estas líneas nos llegaba la enésima aparición de nuestro presidente anunciando con antelación una nueva medida (el BOE no da abasto) que se acordará hoy en un Consejo de Ministros extraordinario convocado ad hoc. Tras desoír las peticiones de distintas comunidades autónomas (la primera la de mis amigos murcianos) y parte de la comunidad científica, ha decido hacer caso a las recomendaciones del comité técnico primando lo sanitario y dejando a la economía en la parálisis total: se suspenden las actividades no esenciales y se acuerda un permiso retribuido para que los trabajadores afectados por esta nueva suspensión se queden en casa. Los trabajadores siguen cobrando aunque no pueden ir a trabajar y recuperarán esas horas, coronavirus mediante, después del 9 de abril en forma y plazo a acordar con su empleador. Ya está toda la artillería. Tengamos fe (ver final).

Volviendo al intervencionismo ultraideológico, el mismo cobra vida en el Real Decreto-ley 9/2020 por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19 (ver texto). Conocido ya como el Real Decreto-ley de la prohibición del despido, aunque regula otras medidas en las que no me voy a detener, la medida más radical la regula su artículo 2 en escasamente 4 líneas de BOE, titulándose “Medidas extraordinarias para la protección del empleo”: 

 “La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido.”

 Es decir, si tu empresa o negocio está afectado por la crisis del Covid19 y no puedes pagar a tus trabajadores, tienes como instrumento de ayuda realizar un ERTE en unas condiciones muy flexibles y ágiles que tiene en teoría unos efectos limitados en el tiempo. Por el contrario, no puedes hacer un despido objetivo basándote en las circunstancias actuales. Es importante aclarar que no es que no se pueda despedir, es que no se puede hacer un despido objetivo. Si quieres despedir, con el cheque de los 33 días/año de salario por delante. Es decir, volvemos a las empresas zombie que parecían formar ya parte del imaginario económico.

 Aunque mi expertise es más financiero-jurídico-tributario que laboral, para eso está mi querido David Aceves, como empresario tengo que reconocer la dificultad de conciliar en estos momentos los intereses de los trabajadores con los intereses de las empresas. Yo parto con la ventaja que he jugado en los dos campos, siendo empleado por cuenta ajena toda mi vida y empresario desde hace 6 años cuando inicié la fascinante aventura de PQS, por lo que sé y entiendo la situación de fragilidad e impotencia que se tiene cuando eres trabajador en circunstancias como estas (en la última encuesta, el 92% de los trabajadores temían perder su empleo tras la crisis). Ahora bien, la cobertura de esa angustia laboral, si bien es sin lugar a dudas hacia lo que se deben dirigir todas las energías y todos los medios al alcance, no puede implicar apurar los últimos sorbos de tesorería de una empresa a la que se aboca irremediablemente al cierre. Porque después, cuando haya pasado la tormenta, esa empresa que se ha mantenido en coma por pagar los salarios a sus trabajadores no podrá pagar ni los gastos de su sepelio y, lo que es peor, gracias al intervencionismo más extremo que hemos comprobado hoy, supondrá el punto y final de un organismo generador de riqueza y puestos de trabajo a futuro, algo que valdría la pena cuidar con soluciones alternativas de tipo "comprador de último recurso", como hacen por ejemplo en Dinamarca. Pero es lo que hay. Veremos con perspectiva si estas medidas loables en su intención no provocan los efectos indeseados de cierres empresariales. Tiempo habrá para comprobarlo.

 Por otro lado, por ser un colectivo de los más vulnerables a esta crisis, tengo que seguir hablando de los autónomos, este caso los madrileños, otros de los héroes de estos días:

El  pasado, 26 de marzo de 2020, se ha publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el Acuerdo que modifica otro acuerdo previo que aprobó las normas reguladoras del Programa Impulsa para autónomos en dificultades (ver acuerdo completo).

En efecto, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid autorizaba un gasto de 5 millones de euros en ayudas directas para los autónomos, que se concretarán en el abono de un pago único de hasta 3.200 euros.

¿En qué consiste la ayuda? 

  1. En una subvención específica para el pago de las cuotas por contingencias comunes a la Seguridad Social, durante un máximo de 12 meses .

  2. El importe máximo de la subvención será el equivalente a la suma de doce cuotas mensuales, permitiendo que el trabajador por cuenta propia o autónomo reciba una ayuda que le permita disfrutar de una cotización reducida, durante doce meses de cotización a la Seguridad Social. 

Requisitos 

  1. Estar dados de alta en el RETA.

  2. Haber visto afectada negativamente su actividad como consecuencia de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 (hayan tenido o no que suspender su actividad temporalmente).

  3.  Desarrollar la actividad en el territorio de la Comunidad de Madrid.

  4. Permanecer de alta en el RETA durante, al menos, los doce meses siguientes a la presentación de la solicitud. 

Plazo

Por medios electrónicos, en el plazo de tres meses desde el 27 de marzo.

Documentación que se examinará

 Por lo profuso de la misma, nos remitimos al apartado cinco del acuerdo.

 Pago de la subvención

 El importe de la subvención se abonará en un único pago anticipado mediante transferencia a la cuenta bancaria indicada por el beneficiario en la solicitud, sin exigencia de garantías a los beneficiarios, previa acreditación de encontrarse al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social. Te adjuntamos el link donde se puede acudir para tramitar la ayuda: link

Por otro lado, centrándonos en el mundo impositivo, el Gobierno que preside Isabel Ayuso ha dado un paso adelante en lo que sus competencias tributarias se refiere, dictando una orden para prorrogar un mes más la moratoria fiscal, aprobada por el Consejo de Gobierno del pasado 13 de marzo, que afectaba a la presentación de declaraciones y autoliquidaciones de impuestos de su competencia.

En concreto, esta moratoria afecta al pago de los siguientes impuestos: Sucesiones y Donaciones, Actos Jurídicos Documentados, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales e Impuestos del Juego.

Conviene aclarar que, aunque de momento se ha establecido un aplazamiento de un mes, esta medida es de carácter prorrogable mientras se mantenga el estado de alarma.

Por último, quiero hacer mención a esa preciosa meditación del Papa Francisco en la bendición urbi et orbi de anoche (leer completa). Si bien es cierto que pone en su boca un sentimiento generalizado en estos días  (“nos encontramos asustados y perdidos”), señalaba para terminar:

 “ Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Mas tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: «No tengáis miedo» (Mt 28,5). Y nosotros, junto con Pedro, “descargamos en ti todo nuestro agobio, porque Tú nos cuidas”.

 You're here, there's nothing I fear/ And I know that my heart will go on. Estoy con el Papa: no tengamos miedo. Va a salir todo bien. Cuídate!

   
Muckraker
 

Imprimir

Covidnomics días 9 y 10 - Avales & Kick off Renta19

 

 El rugido de Muckraker

 

Nos vamos al catre esta noche con el regusto amargo (para los que les quede todavía gusto tras los efectos de la ageusia) de un Consejo de Ministros que, en lo que nos afecta, se ha quedado muy corto. Para más adelante las moratorias de los arrendamientos, cuotas de seguridad social, impuestos, etc…

Lo más relevante ha sido el acuerdo por el que se aprueban las características del primer tramo de la línea de avales ICO para empresas y autónomos para paliar los efectos económicos del COVID19.

En este sentido, no se hace sino concretar el primer tramo de avales (hasta 20.000 millones) que fue anunciado escuetamente en el Real Decreto-ley 8/2020 ya recogido en un Covidnomics la semana pasada. 

Como loable objetivo para el titular de prensa está garantizar la liquidez y preservar la actividad productiva y el empleo de autónomos & Pymes, a los que está destinado en exclusiva el 50% del tramo.

Esta línea estará íntegramente gestionada por el ICO en colaboración con las entidades financieras, teniendo las siguientes características amparadas dentro del acuerdo marco la Comisión Europea del que informamos ayer:

  1. Destinatarios: empresas y autónomos afectados económicamente por el COVID19. Pendiente de ver la letra pequeña para comprobar qué se entiende por “afectados económicamente”. ¿Se seguirán los criterios utilizados para los autónomos en la instrucción de la Seguridad Social? Veremos.

  2. Requisitos: estar al corriente de pagos a 31 de diciembre de 2019 y no estar en procedimiento concursal a 17 de marzo de 2020 (fecha del Consejo de Ministros que aprobó el RDLey). Es decir, en la foto en la que has de salir guapo es la de Nochevieja. No vale maquillaje con efectos retroactivos.

  3. Retroactividad: pueden cubrir operaciones formalizadas después del 17M.

  4. Importe máximo garantizado: el 80% para autónomos y pymes. Para el resto, se distingue si es préstamo nuevo (70%) o renovación (60%). Bueno, no somos tan distintos en esto los pequeños y grandes. Se nota el lobby Ibex, que diría el vicepresidente comunista Iglesias.

  5. Vigencia: la misma del préstamo concedido con un máximo de 5 años.

  6. Coste del aval: entre 0,2% y 1,2% que será asumido por las entidades financieras. Sí, sí, "será asumido por las entidades financieras", has leido bien.

  7. Plazo máximo para las operaciones garantizadas: 30 de septiembre de 2020 (entiendo que esa fecha tiene su origen en que tanto el 2Q como 3Q queden cubiertos). El 4Q todo vuelve a la normalidad.

  8. Costes del préstamo: existe un compromiso de mantener los costes previos al inicio de la crisis, evitando con ello aprovecharse de las circunstancias mediante un incremento de los tipos basado en la alta demanda por lo que en el fondo, te están rebajando los tipos en el importe del coste del aval estatal. Sobre cómo probarlo está por ver, al ser los tipos fijados en el marco de una negociación inter pares y no existir unos tipos únicos para todos.

  9. Circulante: se mantienen, al menos hasta el 30 de septiembre, las líneas de circulante concedidas, en especial a aquellos cuyos préstamos resulten avalados, por lo que no se sabe bien acerca de la calidad del compromiso de aquellos clientes sin avales.

En todo caso, habrá que ver la letra pequeña que desarrolle dichas medidas y que esperamos que se publique mañana en el BOE.

Pues bien, una de cal y otra de arena (y ya van unas cuentas).

Como dice ese dicho tan grabado en nuestras vidas y cuyo origen creo que ya es atribuido a más de tropecientas personas (habría que hacer una prueba de paternidad), “solo hay dos cosas ciertas en la vida: la muerte y los impuestos”. Ante la muerte ya se nos dio como solución la Resurrección; ante los Impuestos, únicamente cabe un buen asesoramiento, porque ni un virus tan letal como el COVID19 ha sido capaz de frenar esta campaña de renta. En este sentido, en plena empatía con la ciudadanía de pie, la Agencia Tributaria publicó ayer en su web el Portal de campaña de Renta 2019 con todos los contenidos disponibles (no busques el servicio de tramitación Renta Web. No estará operativo hasta el 1 de abril. Toca jugar hasta entonces con los datos fiscales en el entorno renta web Open).

Se escuda el Gobierno en que más del 70% de las declaraciones tienen un resultado a devolver, aunque yo me pregunto sobre ese 30% restante y sobre la operativa logística de una campaña en la que despachos y asesores que no hayan hecho a tiempo sus deberes con el teletrabajo lo van a pasar realmente mal (más bien sus clientes). Se han quejado públicamente casi todas las asociaciones del sector, sobre todo las que peinan canas, aunque con la que está cayendo sus proclamas se han diluido en la tormenta.

El asunto no es baladí, pues resulta que el IRPF supone el mayor gasto anual de cada persona, por lo que merece la pena ser tratado acorde con su importancia e intentar no solo no equivocarnos (amén), pues esto trae dolorosas consecuencias en forma de paralelas y sanciones, sino optimizar todo lo que se pueda la factura final a abonar al fisco. 

Para ello y para el caso de que sea de tu interés, nos ponemos a tu disposición para asesorarte y acompañarte este año y te adjuntamos para ello el formulario de recogida de información, vital para poder hacer una declaración completa y veraz.

Las fechas a tener en cuenta son:

  1. 1 de abril: desde esta fecha ya se puede presentar la declaración de IRPF.

  2. 25 de junio: último día para presentar la declaración si resulta a ingresar y se opta por la domiciliación bancaria.

  3. 30 junio: último día para para presentar la declaración.

Debido a la sobrecarga de trabajo durante estos días, desde PQS te animamos a mandarnos el formulario cumplimentado y toda la documentación soporte antes del 15 de abril. En nuestra experiencia, dejarlo para el último momento solo trae sustos y riesgo de equivocaciones. Y como sabrás, las equivocaciones con Hacienda se pagan muy caras.

Menos mal que nos quedan los avales del Estado para conseguir los préstamos para poder pagar los impuestos con los que se va a financiar los costes de los avales.

País de locos, Muckraker!

 

     Muckraker

Imprimir

Covidnomics días 7 y 8: -Obras son amores...

 

El rugido de Muckraker

 

De nada valen la palabras si no van acompañadas de acciones, lo que nuestro viejo refranero verbalizaba en “obras son amores y no buenas razones”.

Ayer a las 00:00 se cumplió el ciclo semanal completo desde que entrase en vigor el Estado de Alarma impuesto por el Real Decreto 363/2020 y que ha supuesto algo inédito a nivel mundial desde la II Guerra Mundial (estadísticos dixit). Lo que empezó siendo como una alarma sanitaria se extendió de lleno por todo el sistema económico y hubo que sacar toda la artillería para evitar, por el momento, un crash financiero (si es que alguien pudiera aseverar que la actual situación no se le asemeja) que pudiera tener consecuencias funestas una vez se recuperen los sistemas sanitarios.

A nivel macro quiero destacar dos noticias que han pasado bastante desapercibida en los medios y que considero bastantes relevantes:

  1. La suspensión por la Comisión Europea de la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, lo que supone de facto dar munición a los estados miembros para elevar su gasto público todo lo necesario para combatir y ganar la actual guerra al Coronavirus. Lejanos quedan y quedarán las teorías antikeynesianas de austeridad y ajustes presupuestarios. No queda otra.
  2. Y como reacción, la propia Comisión ha publicado un documento marco (ver documento completo), como ya hizo con la crisis del 2008, en la que antes de enumerar las medidas, primero conmina a los estados a arrimar el hombro pues el presupuesto comunitario es limitado: “Given the limited size of the EU budget, the main response will come from Member States’ national budgets”. Las ayudas en forma de avalessubvenciones directas, anticipos y ventajas fiscales son las siguientes (punto 3):
    1. La ayuda no excederá de 800.000 € en cualquiera de sus tres formas (y precisa que es un importe bruto no neto de impuestos).

    2. Se realizará en base a unos presupuestos estimados en la situación actual.

    3. Las ayudas se realizarán a empresas solventes a 31 de diciembre de 2019.

    4. Habrá que demostrar las dificultades financieras como consecuencia de la crisis del COVID198.

    5. Las ayudas son temporales, es decir, no podrán superar la fecha de 31 de diciembre de 2020.

    6. Muy importante: la financiación no tendrá intereses de mercado como es habitual sino que se limitan los costes financieros en función del plazo y de si se trata de PYMES o grandes empresas.

    7. La garantía estatal será hasta un máximo del 90% del principal, es decir, la banca solo asumiría un riesgo del 10% en estos casos. 

    8. Existen otra serie de provisiones que por exceder el objeto de esta nota no hacemos mención.

Entre las medidas económicas adoptadas ya hemos desgranado las habidas en el decreto del estado de alarma así como el ansiado Real Decreto-ley 8/2020, que fue anunciado con retardo tras las escaramuzas entre socios de Gobierno que ya han provocado ceses en diferido. Ahora, tras el anuncio a bombo y platillo de las medidas de ayuda económica, hemos asistido ya a algún que otro rectificado sobre la marcha (prestación por cese de los autónomos) y, respecto de la medida estrella entre las estrellas, cual era regar de liquidez el sistema mediante la concesión de avales públicos por más cien mil millones de euros, hemos escuchado la música pero no la letra. No obstante, viendo la publicación del acuerdo marco de la UE donde sí se regulan estos temas, se prevé que en los próximos días de a luz la esperada norma que lo regule.

No es momento para perder el tiempo en componendas cuando la situación va empezar a tornarse trágica para autónomos y Pymes en los próximos días. Sin embargo, tras el vacío artículo 29 normativo que literalmente señala en su apartado 2 que el Ministerio de Asuntos Económicos “podrá conceder avales por un importe máximo de 100.000 millones de euros. Las condiciones aplicables y requisitos a cumplir, incluyendo el plazo máximo para la solicitud del aval, se establecerán por Acuerdo de Consejo de Ministros, sin que se requiera desarrollo normativo posterior para su aplicación”, a día de hoy no tenemos más que las declaraciones de la ministra Nadia Calviño, ayer en el diario El Mundo, que afirma que “están recibiendo todo tipo de sugerencias y comentarios que son siempre útiles”, lo que viene a decir que no tienen nada preparado y que dichas medidas por ahora tienen que esperar. Otro zarpazo más a la moral de la tropa. Obras son amores…

Aunque se esperan importantes noticias económicas en el Consejo de Ministros de mañana, quiero destacar una que parecía hace una semana una quimera: la mora en el pago de arrendamientos de oficinas y locales comerciales. La discusión parece centrarse en si será una moratoria en los pagos (Francia) como ha ocurrido con las hipotecas o si se tratará de ayudas económicas (Italia) sobre una parte parcial del importe de los arrendamientos. Lo que sí parece claro es que estas medidas no van a afectar a los titulares que son personas físicas pues, como dijo la ministra, no es lo mismo que al otro lado haya un banco que una persona física, lo que requiere un tratamiento diferenciado.

Por último, ya lo anticipó nuestro presidente en el telediario de ayer mientras nos postreábamos tras la comida, que el Gobierno iba a solicitar al Congreso el miércoles la prórroga del estado de alarma por otros 15 días más, lo que implica directamente que todas las medidas temporales establecidas se prorrogarán en la misma duración.

Ahora más que nunca se espera una actuación del Gobierno en lo económico que deje las buenas razones y pase a los amores o hechos concretos.

Va a ser un período más largo de lo que pensábamos inicialmente pero entre todos y con todos lo superaremos. Y más pronto que tarde.

 

Muckraker

Imprimir

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information