🚀 I was once a child with a dream looking up to the stars (Ley contra el fraude Fiscal)

Rugido de muck

I was once a child with a dream looking up to the stars. Now I'm an adult in a spaceship looking down to our beautiful Earth. To the next generation of dreamers: if we can do this, just imagine what you can do (Richard Branson, tras el primer viaje turístico al Espacio) 

11/7/2021. Puerto Espacial América, ciudad Truth or Consequences (Nuevo México, Estados Unidos). Una nave nodriza transporta al avión espacial suborbital VSS Unity a unos 85 kilómetros de altitud sobre la Tierra, con 4 personas a bordo (ver video)

Foto 1 virgin

 20/07/2021. Centro privado de lanzamiento cerca de Van Horn (Texas, Estados Unidos). La nave New Shepard, con 4 personas a bordo y pilotada por ordenador, es impulsada por un cohete hasta los 106 kilómetros, por encima de la línea que marca internacionalmente el comienzo del espacio (ver video)

Foto 2 blue orig 

 

Cuando escuché las palabras de Branson pensé: pero, ¿es que no todos los niños sueñan con eso? Tengo el presentimiento que los niños de hoy día ya no sueñan con alcanzar las estrellas ni con tantos y tantos sueños que han movido nuestra infancia y nos siguen moviendo en nuestra madurez. La Play, los coches, los foodies, los techies, las redes, el lujo, la cultura del pelotazo y dinero fácil y tantos otros placebos aplacan la inquietud innata en el hombre hacia lo trascendente, hacia el más allá, hacia lo no material. Ponle el nombre de Dios hecho hombre o lo que cada uno profese. El problema no es que nieguen lo trascendente, que tendrían razones incompletas para hacerlo, es que ni siquiera se lo preguntan. Coeficiente plano en inquietud intelectual. 

Pues como Branson, yo sí he soñado muchas veces, de pequeño y no tan pequeño desde que parece una opción cada día más viable, con poder viajar al Espacio y ver lo infinito del cosmos y la pequeñez y belleza de nuestra madre Tierra. Lo que antes era un sueño (incluso mi familia política se desternillaba de risa cuando les decía que me verían ir al Espacio) hoy es ya una realidad, ya se ha conseguido. Se puede ir al Espacio, Javier. Sí, tu sueño de viajar al Espacio es una cuestión de tiempo y, sobre todo hoy día, de dinero. Ya se pueden reservar, tanto en Virgin Galactic como en Blue Origin pasajes al exterior de la Tierra. Y dentro de no mucho será algo mucho más accesible al común de los mortales y las stories en Instagram de tu paseo gravitacional por el Espacio serán lo que es hoy día un viaje a la lejana Polinesia Francesa con bañito en aguas turquesas incluido.

Me vino a la cabeza estas incursiones en el mundo espacial cuando me leía atentamente la exposición de motivos de la Ley 11/2021, conocida como Ley contra el Fraude Fiscal. Es curioso como un desideratum es tan lejano a la realidad. No, señora Montero, no. Dicha Ley no alcanza ni de lejos los objetivos perseguidos y no son más que determinados parches que, si no van acompañados de un ecosistema legal y fiscal paralelo que los refuerce, no serán más que meros arañazos contra el fraude fiscal. Como estoy seguro que querrás saber mucho más sobre la misma, te adjunto nota que ha publicado la Agencia Tributaria al respecto (http://pqsconsulting.com/images/Bolinform_Ley_Fraude.pdf) así como unas FAQs que ha publicado esta misma mañana (http://pqsconsulting.com/images/DEu9EG-Faq_Ley_11_2021.pdf). Se tratan temas como la transparencia fiscal internacional, el exit tax, los paraísos fiscales, las criptomonedas, los ETFs, el valor de referencia de los inmuebles (de importancia fiscal superlativa), seguros de vida, amnistías, suavización del régimen de recargos por presentación extemporánea, cerco a los sistemas de doble contabilidad, lista de morosos, visitas sorpresa de la Inspección, reducción de las sanciones tributarias, revocación del NIF, limitación de los pagos en efectivo a 1.000 € entre otras medidas. No obstante, cualquier duda o aclaración que necesites al respecto no dude en consultarme que, como siempre, estaré encantado de ayudarte.

En mis tiempos universitarios se cantaba al oído de la pretendida la canción del grupo sevillano Siempre Así titulada “Si los hombres han llegado hasta la Luna”, donde tras enumerar distintos logros conseguidos por la humanidad, la canción terminaba con un “si eso es posible, ¿por qué no es posible nuestro amor?”. ¡Eso digo yo!. O, en palabras de Branson, if we can do this, just imagine what you can do.

Se han conseguido hitos que parecían del todo punto imposibles hasta hace poco. No tengamos miedo. Ne timeas que decían los latinos. A los miedos hay que besarlos en la boca. Como en Luca, la reciente y simpática película de Disney, dejémonos de autolimitarnos por miedos imaginarios y gritemos alto como el protagonista para acallar sus miedos: “¡Silenzio, Bruno!”

 Y sueña. Y lucha. Y no te pongas límites. Pronto estarás orbitando por el Espacio (y recordarás entonces este post).

 

    Muckraker

  • Creado el